SUBIR

En cada una de ellas, las “buenas prácticas” de ingeniería, la selección de personal certificado y la utilización de materiales de calidad – en estricto cumplimiento de la reglamentación y normalización vigente – son un requisito indispensable.

Paso 1: Calcular la carga eléctrica (número de equipos) que se estima requerirá el proyecto así como su proyección futura, sus características y datos de operación, qué espacios se disponen y cómo estarán distribuidos, entre otros.

Paso 2: Seleccionar el conductor eléctrico adecuado para la instalación: libre de halógenos y no propagador de llama; de espesor (calibre) adecuado para transportar la energía que demande la carga (determinada en el paso anterior), que minimice el impacto ambiental y que contribuya con la calidad de energía del sistema. Es importante recordar que el calibre mínimo establecido por el CNE-U: 2006 es de 2,5 mm2. Adicionalmente, se sugiere la revisión del Manual de Dimensionamiento Económico y Ambiental como parte de la selección del conductor (descárguelo en la biblioteca de www.procobre.org, sección Sistemas Eléctricos).

Paso 3: Seleccionar las protecciones eléctricas:

  • Termomagnéticos (para proteger a los cables seleccionados en función del calibre escogido).
  • Diferenciales (para proteger a las personas contra electrocuciones).
  • Sistema de Puesta a Tierra para el 100% de la instalación (camino que permitirá dispersar en tierra cualquier corriente de fuga o falla que pueda poner en peligro a la instalación, los equipos y los seres vivos).

Paso 4: Considerar adicionalmente, la disponibilidad y características del suministro de energía, el pre-dimensionamiento y ubicación de los elementos necesarios para la instalación, los requerimientos particulares del proyecto, la preferencia de materiales y el alcance de la propuesta de trabajo en términos generales.

SOLICITE UNA COTIZACIÓN PARA SU PROYECTO

SUSCRÍBETE PARA RECIBIR NUESTROS ARTÍCULOS TÉCNICOS